Es la sexta llama que rodea el Cuerpo Causal. Esta llama es un regalo de la luz del universo y los seres que habitamos en él.
El Cuerpo Causal es la energía que emana de nuestro cuerpo físico, el el lygar donde acumulamos los karmas de vidas anteriores y también los aprendizajes.
Este Cuerpo Causal está rodeado por siete llamas maravillosas, cada una con una misión, son: fe, sabiduria, amor, pureza, sanación, provisión y transmutación.

La llama Ororubí está relacionada con la abundancia, la riqueza y la prosperidad, es la que permite abrir los puertas del universo para hacer una verdadera conexión con el Amor Divino del infinito.
Ororubí te acompaña a todos lados, en todas tus vidas, se invoca esta llama para solicitar provision, prosperidad, tranquilidad, mejorar la concentración, devoción, reverencia y permite transmutar sentimientos negativos relacionados con carencia, pobreza, dependencia, autoengaño.
Esta llama es diriguida por el Arcangel Uriel y el día que concentra más energías es el viernes.